miércoles, 10 de febrero de 2010

PARA CREER EN LAS HADAS

Para creer en las hadas, no hace falta ver una.
Para creer en las hadas solo hace falta, mirar en tu corazón
y ponerle un par de alas
y volar sin freno
por el mundo de tu imaginación
Para creer en las hadas solo hace falta
querer volar con ellas
Y me critican, y me llaman infantil
por creer en cuentos de hadas
los infantiles y los inmaduros son ellos
que se han empeñado en quedarse en tierra
sin darle alas a su niño interior
haciéndose lo que no son: mayores
mayor y maduro no consiste en dejar de soñar y de comportarse como un niño
porque una cosa es un niño y otra un crío.
Yo tengo preparado siempre a mi niño interior, para cuando se tercia la ocasión
ellos son tan críos, que se han empeñado en su propia perreria de ser, según dicen ellos, adultos.
Yo soy libre
Ellos no
A los niños se les entiende siendo un niño
Esa madurez me permite entender a un niño.
Creedme: una cosa es ser un niño y otra cosa un crio.
Un crio es un inmaduro
Un niño, tiene una madurez tal, que le permite volar
con las alas de su corazón
y... con las hadas

Besitos

1 comentario:

  1. Hola amigo!
    tu poesia es profunda y reflexiva!
    esta genial,y tienes toda la razòn,me siento perfectamente identificado con todo lo que escribiste,Un abrazo y felicidades,ojalà podamos conversar si puedes agregame: willo02@hotmail.com
    ven a visitarme a mi blog: www.esconditesecretodeduendes.com
    Hasta luego Han!

    ResponderEliminar